nicolaNICOLA CAMPOGRANDE

notas sobre Haiku

Antes de escribir "Haiku" mi música era un poco diferente: siempre me gustó jugar en varias mesas, utilizar lenguajes diversos, y por eso el teatro que vivía en mis partituras eran muy colorado. Trabajar en "Haiku" me ha obligado a pintar con un par de colores, a elegir el blanco y negro del piano, a utilizar mucha goma de borrar; y la música que resultó me ha sorprendido, música de pocos gestos -a veces, tal vez, intensos- que no sabía que podía escribir.

Me llevó algunos años ajustar el enfoque del espectáculo, y aquella música se ha mantenido allí, esperando. De vez en cuando volvía a mirarla, pero no sabía bien qué cara poner cuando me la encontraba delante. Jenaro desde Japón me enviaba correo electrónico diciéndome que la música gustaba, me escribía sobre tres pantallas, sobre danza butoh. Pero así, en frío, yo no estaba muy seguro; ya había descartado muchas ideas y, en definitiva, este espectáculo no conseguía imaginarlo.

Finalmente, una tarde me encontré en el teatro para seguir un ensayo y me quedé fulgurado: no sé bien por qué, pero los ingredientes son los correctos, y hay magia, hay sugestión, hay continuas que hechizan al público.

Ahora tengo "Haiku" sobre el piano, junto a hojas en blanco, espero que algo de este trabajo vierta a escondidas en las nuevas partituras.


eikoEIKO YAMAGUCHI

notas sobre Haiku

L'ottava edizione della Rassegna Internazionale di Teatro di Figura INCANTI, organizzata da "Controluce" di Torino si è svolta dal 26 Settembre al 2 Ottobre 2001 nel Teatro Juvarra e nel Teatro del Museo d'Arte Contemporanea Castello di Rivoli di Torino. Sono stati numerosi i paesi che hanno partecipato al Festival: Turchia, Germania, Inghilterra, Paesi Bassi, Italia e Giappone.

La mia partecipazione è stata d'accompagnamento al pianoforte in una opera italo-giapponesa dal nome "HAIKU (poesia giapponese)". La performance del danzatore giapponese Dakei del gruppo SHIZUKU si è inserita tra le musiche composte appositamente da Nicola Campogrande per i Haiku e il teatro d'ombra creato da Controluce.

La proiezione d'immagini sugli schermi al centro della scena, illuminati anche da dietro per creare gli effetti d'ombra, dava vita ad un'atmosfera misteriosa. In principio, quando ho saputo che il danzatore era privo dell'udito, ho avuto delle perplessità riguardo alla sincronia tra la musica e la danza. Succedeva invece, in momenti sempre diversi durante le numerose prove, che luci, ombre, musica e movimenti della danza si intrecciavano tra loro, trasmettendo sintonia al nostro stato d'animo e commuovendoci ogni volta con stupore. Alla fine dello spettacolo durante gli applausi entusiasti del pubblico, ero così commossa che mi venivano le lacrime agli occhi.

Esprimo un ringraziamento dal profondo del mio cuore al signor Jenaro per avermi fatto partecipare a questo spettacolo che è riuscito a trasmettere agli italiani l'atmosfera delle poesie tradizionali giapponesi mediante l'arte contemporanea italiana.


jenJENARO MELENDREZ

notas sobre Haiku

Algunos haiku son para mí joyas culturales maravillosas.

Ciertamente el haiku es resultado de una peculiar alquimia poética relacionada con la estructura lingüística, el sentido de la estética y la historia de Japón, pero más allá de eso, como todas las formas poéticas en el mundo, es expresión de la emoción humana. Los haiku son pequeños recipientes de emoción, emoción concentrada en un mínimo envoltorio de palabras: he aquí el punto de partida de este espectáculo que es un experimento sobre la universalidad de la emoción poética y los vasos comunicantes del arte.

Haiku es un espectáculo de múltiples dualidades (naturaleza-artificio, silencio-música, color-sombra, tradición-vanguardia) entrelazadas en torno a una emoción que se mueve entre lenguajes conceptuales, visivos y sonoros. Una emoción-poesía que genera una emoción-música y una emoción-danza que no se tocan pero convergen de manera misteriosa. Una emoción que va de Este a Oeste y de vuelta al Este de muchas maneras y tantas veces que termina en un lugar diferente a Oriente y a Occidente, un lugar común, no dividido, nuevo.

La simple idea inicial, "traducir" a momento teatral algunos haiku, ha involucrado a los artistas que me han acompañado de una manera profunda pero sin perder ligereza (otra dualidad), y su realización fue como un viaje alegre de amigos al país de la imaginación. Con todas sus sombras y sin lugar a dudas, Haiku es hasta ahora mi trabajo más feliz.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia en nuestra web, para mostrarte los productos que te puedan interesar y para guardar tu carrito.
Si te parece bien, continúa tu visita. También puedes obtener más información leyendo nuestra política de privacidad.